Escuela de belleza del norte de California prepara profesionales de salón para el futuro - inteligenciaes

Escuela de belleza del norte de California prepara profesionales de salón para el futuro

Estilo. Instinto. Pasión. La región del norte de California chisporrotea con el pensamiento vanguardista de la moda. Desde spas ultra chic hasta salones de última generación, los clientes buscan lo último en tratamientos capilares, faciales, terapias corporales y servicios de uñas. Este dinamismo creativo se traduce en un mercado atractivo para los cosmetólogos calificados, ya que casi el 70 por ciento de los propietarios de salones de California que intentaron contratar nuevos empleados en 2006 dijeron que no pudieron encontrar candidatos calificados. Esto significa que los trabajos están disponibles de inmediato para los profesionales de salón con talento.

El negocio de la cosmetología de $ 60 mil millones de dólares está en auge, con infinitas oportunidades de empleo, desde estilista, técnico de uñas, maquillador, gerente de salón o spa hasta educador, esteticista, consultor de imagen y más. Los profesionales del salón pueden promediar hasta $50,000 o más, incluidas las propinas, con la oportunidad de establecer su propio horario de trabajo y establecer relaciones satisfactorias con su clientela.

Asistir a una de las mejores universidades de belleza es imprescindible para ingresar a este campo, ya que todos los estados requieren que los cosmetólogos tengan una licencia, así como completar una cantidad designada de horas e instrucción y práctica en una escuela de cosmetología con licencia. Pero “una licencia no sirve para ganarse la vida; una educación sí”, dijo James Federico, quien fundó el Federico Beauty Institute en 1946, una escuela profesional de tercera generación, de propiedad y operación familiar, ubicada en el valle de Sacramento, California.

Lee mas  Introducción a la tecnología Blockchain para principiantes

No es suficiente para los esteticistas de hoy simplemente saber cómo cortar el cabello o pulir las uñas. La industria de la cosmetología ha experimentado una transformación, por lo que los profesionales deben asociarse con fabricantes comprobados como Pivot Point International, ubicado en 74 países, y otros productos de primera para el cuidado del cabello, maquillaje y uñas. “Se trata de entrenar desde cero, perfeccionar habilidades y conocer técnicas avanzadas de corte y color”, dice Adam Federico, un Federico de tercera generación e hijo del propietario Gary. “Pero sobre todo, es importante comprender cómo tratar con un cliente y aprender a establecer una buena relación”, continúa Adam, director creativo del Salón AJF, parte del Instituto de Belleza Federico de 60 años.

En el campo de la cosmetología en rápida evolución, los profesionales también necesitan saber:

o La ciencia y el arte de peinar: Cortar el cabello ya no se trata solo de saber cómo usar correctamente un par de tijeras. El programa Pivot Point International, por ejemplo, enfatiza diferentes formas, la curvatura de la cabeza y cómo se proyecta el cabello, utilizando tecnología y práctica práctica.

o Aplicaciones avanzadas: los consumidores conscientes de la belleza solicitan servicios más allá de una manicura o un tratamiento facial. La capacitación especializada califica a los profesionales para realizar tratamientos de microdermoabrasión, tratamientos de la piel con cepillo de aire, corte a mano alzada con tijera y navaja, y más.

Lee mas  En defensa personal, el tamaño, la fuerza y ​​la velocidad SÍ importan, así que trabaje para mejorar la suya

o Autopromoción y marketing: Reconocer cómo construir una base de clientes es una parte integral de una carrera exitosa en cosmetología. “Un estudiante seguro de cosmetología y estética está preparado para el mercado”, dice Gary Federico, un Federico de segunda generación. Una pasantía trabajando con tiendas locales puede ayudar a los estudiantes a desarrollar sólidas habilidades de servicio al cliente.

Con una población en expansión de baby boomers, Generación X e Y, familias en crecimiento y una comunidad cada vez más diversa, la necesidad de profesionales de salón bien capacitados que sirvan e inspiren continúa.

Leave a Comment